Puede ser que no tengamos la técnica de Rafa Nadal, o la velocidad de Usain Bolt,  pero podemos aprender a pensar como ellos, a ser inquebrantables cuando solo nos queda una cosa en la competición, la motivación. Y es que tanto para ganar la ansiada copa de tenis, o alguno de los grandes trofeos de futbol, tenemos que pensar como un campeón.


La motivación y la psicología deportiva, han conseguido que los deportistas puedan rendir mejor, ir un poco más allá de lo fisico, ayudando a traspasar la barrera de lo mental y haciendo que el deportista supere su propio limite.

¿Es tan importante la motivación, de verdad el cerebro juega ese papel tan importante. Bueno, dime si no es cierto que en competiciones superiores, o en las más profesionales los deportistas es donde estan más igualados técnica y físicamente, porqué entonces unos destacan del resto?

Las habilidades necesarias para ganar competiciones y hacernos imbatibles son:

  • Tener confianza en nosotros mismo, no importa lo dificil que sea la situación, somos capaces de superarlas.
  • El foco de atención, mantenerlo en el objetivo y dejarnos de distracciones.
  • Mantener nuestra motivación a lo largo de la competición.
  • Recursos para afrontar los picos de ansiedad y estrés.
  • Aumentar nuestra intensidad aunque el cuerpo diga que no.

Lo que debemos utilizar para alcanzar esas habilidades son:

  • Tener claros nuestros objetivos.
  • Visualizar nuestros movimientos y jugadas para realizar lo impensable.
  • Nuestro pensamiento debe ser positivo, “puede que lo consiga” no es suficiente. “Vamos a tope” esta si es adecuada.
  • Mantener una posición corporal de triunfador. Posición de superman.

 

Cuando debemos de adquirir habitos mentales para ganar

  • Cuando el atleta quiere alcanzar su máximo potencial. Al ajustar su juego mentalmente y emocionalmente, él o ella puede exceder eventualmente sus mayores expectativas.
  • Cuando el atleta experimenta cualquier tipo de contratiempo, como un bloqueo mental, una meseta de rendimiento, una caída prolongada, una degradación o lesión.
  • Cuando los problemas o preocupaciones fuera del campo comienzan a interferir con el desempeño del atleta.

Tu mentalidad te hará fracasar o hará que ganes el ansiado trofeo… Si tu no dominas tu mente, va a ser ella la que te domine a ti, por eso es tán importante el control mental en el deporte. Preguntate si haces lo siguiente cuando realizas tu deporte favorito:

  • Cómo te preparas mentalmente en la práctica y durante el entrenamiento
  • Cómo mantienes una mentalidad ganadora
  • Cómo manejas tus pensamientos en el momento de la acción
  • Cómo lidias con las distracciones durante el juego.
  • Cómo te comunicas con tu equipo.
  • Cómo superas la monotonía en tu juego.

Para mejorar en tu juego tienes que mejorar estos cómos. Uno de ellos muy común es intentar olvidar nuestros malos partidos, cuando es mejor aprender y verlos constantemente para mejorar y pulir el qué nos hizo fracasar.

Cuando tu motivación sea alta o cuando juegues bien, escribe qué pensabas, que sentías, esto te ayudara a forzar ese pensamiento para recurrir a él más a menudo.

El objetivo del deporte es hacernos mejores, disfrutar con nuestras capacidades y si podemos conseguir el ansiado trofeo. Pero esto solo será posible si sacamos lo mejor de nosotros mismos y nos esforzamos cada día.